Eduard Bach

En este apartado especial, están incluidas una o varias nociones educativas que engloban las anteriores clasificaciones y objetivos de INTELIGENCIAS MÚLTIPLES, ya que puede llegar a tocar varios aspectos. A través de la colección de Bach se desarrollan destrezas tanto de cálculo, sumas, restas, como habilidades en desarrollo personal y gestión de las emociones, sin que decir tiene que realiza un acercamiento al mundo de la terapia floral centrada en la clasificación de personalidades según sus emociones, a la resolución de conflictos internos, a la aproximación de las características emocionales de cada flor, su comportamiento, etc.

Se trabaja entre otras, Inteligencias:

– Inteligencia Intrapersonal

– Inteligencia Interpersonal

– Inteligencia Existencial

– Inteligencia Naturalista

 

¿Pero quién es Eduard Bach? Licenciado en Ciencias. Médico cirujano, bacteriólogo, patólogo y homeópata inglés. Es conocido por ser el descubridor de los Remedios Florales de Bach (o simplemente FLORES DE BACH) e igualmente, por haber desarrollado una filosofía y un método que aplica las esencias florales con fines terapéuticos conocido como terapia floral, donde se tratan los estados emocionales de la persona para poder trabajar su salud desde un punto de vista global.

Reflexiones generales sobre la filosofía de Salud de Bach:

  • ¿Conoces lo que son las enfermedades psicosomáticas?
    • ¿Conoces la relación que existe entre emoción, pensamiento y conducta? ¿y cómo influyen entre ellas para producir
    determinadas enfermedades?
    • ¿Te has planteado alguna vez cómo influyen tus creencias a la hora
    de comportarte de un modo u otro?
    • ¿Eres coherente entre lo que sientes, piensas, dices y actúas?
    ¿Sabías que esto puede producir síntomas físicos?

 

Edward Bach fue un prestigioso médico inglés que se dedicó al estudio, investigación y práctica de las causas originales de las enfermedades físicas, llegando a la conclusión (bajo diversas experimentaciones) que existe una base emocional a todas ellas y que tratando la propia emoción o sentimiento que la persona tiene hacia un suceso, se podían prevenir, incluso curar las dolencias físicas.
Bach defendió con exitosos resultados que lo que importa es más el paciente cuando se enfrenta a un suceso (traumático o no) y es eso lo que hay que tratar, no tanto la enfermdad en sí.
Un suceso real no es igual a nivel emocional para todas las personas que se enfrentan a él, por lo que hay que centrarse en cómo lo vive el paciente más que en el suceso en sí

 

                                                  Pendiente de editar